Italian flag Russian flag German flag Netherlands flag Belgium flag Austrian flag French flag Spanish flag British flag

Procedimientos para diagnóstico

Se pregunta usted, ¿qué kilometraje real ha hecho su vehículo? ¿Qué historial de mantenimiento tiene? ¿Qué aceite/s han usado en él?
Un test de compresión del cilindro le dará una indicación de la salud del motor, pero los resultados a veces pueden inducir a error. El único diagnóstico real y preciso es mediante una prueba de estanqueidad del cilindro Es el método que replica más fielmente las condiciones reales y debería ser un equipamiento obligatorio para cualquier profesional en diagnóstico de motores turboalimentados.

Si se encuentra cualquier problema de motor, es probable que el turbo haya sido afectado de alguna manera. En este caso sería prudente revisarlo para evitar más daños. Otros equipamientos de diagnosis específicos están disponibles desde Turbo Dynamics.

Proceso de inspección del turbo recomendado (en vehículo)

Inspeccionar el turbocompresor en algunos casos no es posible debido a su localización. En el caso de poder acceder a la unidad, se pueden llevar a cabo algunas comprobaciones para evitar daños graves en el turbo:

¡PRECAUCIÓN! No ponga las manos o los dedos cerca de la admisión del turbocompresor mientras el motor esté en marcha. La presión del aire de admisión podría absorver los dedos hacia las aspas de la rueda provocando graves daños.

  1. Retire el manguito que va del filtro del aire a la caracola de admisión.
  2. Inspeccione las aspas para comprobar si han sido dañadas por material extraño. Es posible que necesite una linterna para su examinación. Observe los bordes de las aspas en busca de señales de impactos o polvo de la erosión. Revise los laterales de las aspas y el perfil interno para ver si han habido rozamientos. Bordes con rebabas o abrasiones en el perfil son signos habituales. La rueda de escape sería ideal poder ser revisada pero es imposible de ver incluso con el downpipe extraído.
  3. Gire el eje y la rueda con la mano para notar algún tipo de aceleración o ribete. Presione+ el eje a un lado y gírelo para notar cualquier rozamiento de las aspas.
  4. Chequee el "movimiento" de los rodamientos, tanto a un lado como al otro (juego radial) como de un extremo al otro (juego axial). Las tolerancias para las distitntas unidades pueden ser obtenidas desde Turbo Dynamics "technical staff" (Equipo técnico). El juego axial suele estar normalmente entre 0.001'' y 0.004'', que es muy difícil de notar. El juego axial suele estar comprendido entre 0.012'' y 0.024'', con lo que puede ser definido como una auténtica roca. Esto solo se puede usar como una guía, se requiere de un manómeto de presión para medir acuradamente. Si alguno de los movimientos citados lo nota excesivo, entonces el turbo requiere de servicios inmediatos.
  5. Si el eje y la rueda giran líbremente, sin daños en la rueda, ni dobladuras ni rozamientos, entonces puede asumir que su turbo está preparado para ser usado.